FÓRMULA GEMELA DE RESILIENCIA

¡Qué no he vivido en este año! Es un año ambivalente con ganancias y pérdidas, con luz y oscuridad, con el aferrarme y el soltar, con alegrías y miedos, con calma y seguridad hasta la incertidumbre total.

Con esta “capacidad de recuperarme reiteradamente de la adversidad, es decir, una y otra y otra vez”, he sido una mujer resiliente. De hecho, esta definición de Alex Rovira es una de mis favoritas sobre resiliencia, que, el día de hoy, de no tenerla, no sobreviviría.

Te tengo una noticia a ti, querido lector, tú también eres resiliente, todos los seres humanos lo somos, la excepción sería aquella persona de más de ciento veinte años y yo no conozco a ninguna que tenga esa edad, es decir, somos resilientes hasta que morimos.

Después de estar seriamente afectada en salud, coincide que llega la pandemia y todo lo que conocía laboralmente ya no existía, lo presencial se canceló (sin fecha próxima). Al recuperarme físicamente, laboralmente hablando me quedé sin nada y ahí inicia mi aventura para reinventarme, redescubrirme y ser resiliente.

Durante este proceso he comprendido el verdadero significado de algunas palabras que, al combinarlas, me han hecho recuperarme una y otra vez, es así cómo lo he logrado y sigo en ello. A través de esta fórmula gemela, como la he nombrado, la cual quiero compartirte:

Lo primero fue una conexión conmigo misma (de saberme vulnerable, de comprender que no tengo nada garantizado, de reconocerme en mis fortalezas, talentos y virtudes, así como mis más grandes temores e inciertos; me conecté con el arte, con la creatividad, con mi voz y lo que necesitaba expresar mi ser. Después, como dice mi amigo Sebastián Mealla (a quien tengo la fortuna de conocer a través de una red virtual), esta conexión es también con otro, con otros, el saberme, en esta red, que ¡no estoy sola! Esto me ha llevado a compartir, quizá de una forma que no lo hubiera hecho de no darse esta pandemia, o quizá sí más adelante, la verdad es que no lo sabré. Seguido se da una comunión (común unión) con otros en esta red desde la parte humana, con el talento que cada uno poseemos y con ello a construir un espacio donde me re descubro en mi propósito, mi misión de vida, el hacer uso de mis cualidades y valores en acción; lo que me ha llevado a comunicar de una manera que no lo hubiera imaginado.

De tener temor a hablar en público, de padecer pánico escénico a ser comunicadora, facilitadora, conferenciante, consultora, asesora, entre otros, en esta forma presencial, ahora me estoy co-construyendo en lo virtual, recuperándome reiteradamente ya que estoy aprendiendo y conociendo lo que quizá hubiera vivido en muchos años más adelante.

Hoy te invito a que pongas en práctica esta fórmula, estoy segura que si lo haces una y otra vez va a ser más fácil que te recuperes. Te aseguro que de esta vamos a salir, de esto que no habíamos vivido en los últimos cien años confío en que nos vamos a librar porque somos resilientes.

EMMA KUAN 

Especialista en Comunicación Efectiva

e-mail: coach@emmakuan.com

Redes: FB Emma Kuan

IG @emmakuancoach

YouTube Emma Kuan Coach